21 de agosto de 2013

El cargadero de la cantera de Guaniquilla

La construcción y mantenimiento de las vías ferroviarias requiere roca para balasto y otros usos. Material que fue suplido por canteras como la que sobrevive en el área de Guaniquilla en Cabo Rojo. Localizada en el kilómetro 13 del ramal de Boquerón, en este lugar existió un desvío con capacidad para 39 vagones (fuente). De las estructuras construidas en el lugar, la única que sobrevive es el cargadero (fotos de tolvas y cargaderos de todos tipos en el Archivo Historico Minero). De esta interesante estructura he visto muchas fotos pero ninguna suficientemente cerca como para apreciar los detalles de su construcción. En Julio de este año nos dimos la vuelta por el área acompañados por nuestro anfitrión Víctor Díaz (de Amigos del Tren de Isabela), el amigo y colaborador Efraín Martell y otros entusiastas del ferrocarril para verla de cerca.







Observando el cargadero de cerca notamos varios detalles que sugieren que esta estructura fue construida con los materiales que tenían a la mano. Por ejemplo, varias de las columnas y soportes diagonales han perdido la parte exterior revelando el uso de lo que aparentan ser rieles como soporte estructural.  



Otro detalle que observamos es que el agregado utilizado en el hormigón se asemeja en tamaño y color a la roca utilizada como balasto que observamos en nuestra visita al tunel localizado a un par de kilómetros al sur de la cantera. Roca que entendemos proviene de esta cantera.



0 comments:

Publicar un comentario