11 de octubre de 2014

Los traviesas Boyenval y Ponsard del ferrocarril de circunvalación de Puerto Rico

¿Sabe usted que las primeras secciones del ferrocarril de circunvalación de Puerto Rico incluyeron el uso de traviesas de metal? Las traviesas (también conocidos como durmientes) son aquellos elementos transversales que le dan soporte a los rieles.de una vía ferroviaria.  La madera ha sido el material por excelencia para la fabricación de traviesas desde la invención del ferrocarril pero para finales del siglo 19 avances en metalurgia abrieron puertas al uso del acero como una opción para la fabricación de estos componentes. La durabilidad del acero combinado con un costo razonable hicieron de las traviesas de metal una opción atractiva, al menos por unos años. En Puerto Rico el uso de traviesas de metal fue pasajero dando paso eventualmente a traviesas tradicionales de madera.

Los durmientes Boyenval y Ponsard

Durante la Exposición Universal celebrada en Paris en 1889 se exhibieron no menos de 5 tipos diferentes de traviesas metálicas. Entre estos estuvo el sistema conocido como Boyenval y Ponsard, un tipo de traviesa que entendemos se utilizo en Puerto Rico a finales del siglo 19. Este sistema consiste de una traviesa alargada de dimensiones similares a las de madera pero de una altura considerablemente menor (Figura 1). La pieza de metal contaba con una canal central y tenia un corte seccional de apariencia corrugada (Figura 2). El patín de los rieles descansaban sobre placas de asiento de metal remachadas al durmiente (Figura 3).

Ilustración de una traviesa metálica tipo Boyenval y Ponsard.
Fuente: Documentos de la solicitud de patente U.S. No. 496,133. 

La placa de asiento ayuda a distribuir el peso sobre la traviesa y su geometría permitía la inclinación del riel en las curvas si era necesario. En este sistema el riel se fija a la base con dos tornillos sujetados a un pedazo de madera que yace en la canal central. El pedazo de metal abrazaba la base por la parte inferior sirviendo de tuerca. En la literatura se reporta que en lugares en donde las condiciones podían causar que la madera se degradara rápidamente el bloque de madera se podía sustituir por uno de metal.

Dibujos ilustrando como se aseguran los rieles a una traviesa tipo Boyenval y Ponsard.
Fuente: Documentos de la solicitud de patente U.S. No. 496,133. 





¿Como sabemos que se usaron en Puerto Rico?

La publicación Report on the use of metal railroad ties and on preservative processes and
metal tie plates for wooden ties menciona el uso de este tipo de durmiente en los ferrocarriles de Puerto Rico.
Fragmento de la publicación titulada Report on the use of metal railroad ties and on preservative processes and
metal tie plates for wooden ties que menciona el uso de traviesas metalicas en Puerto Rico.
La historia de las traviesas de metal en Puerto Rico no terminó con su uso ferroviario. Una vez descartadas o remplazadas, tanto las traviesas sueltas como secciones completas de vía fueron usadas para otros usos como la construcción de verjas (ver foto a continuación).

Verja hecha con una sección de vía compuesta por traviesas metalicas de tipo Boyenval y Ponsard.
Foto de la colección John. W. Barriger III de la biblioteca ferroviaria nacional de EE.UU.

¿De donde vinieron?

Un fragmento en la Revista Minera Metalúrgica y de Ingeniería de España indica que por lo menos algunas de estas traviesas fueron hechas en una fundición en Angleur, Bélgica. Esto no debe sorprender ya que sabemos que el material para los puentes y otras estructuras metálicas construidas en Puerto Rico a finales del siglo 19 también fueron traídos de ese país.

Fragmento de la revista Minera Metalurgica y de Ingeniería que menciona
el orígen de las traviesas metalicas usadas en Puerto Rico.

Conservar o "reciclar", tu decides...

En algunos lugares cercanos a las antiguas vías del ferrocarril de circunvalación todavía hoy en día podemos encontrar traviesas metálicas tipo Boyenval y Ponsard. Algunas de estas siguen siendo usadas como parte de verjas o para marcar la colindancia entre propiedades. Muchos verán en estos viejos pedazos de metal una oportunidad de "sacar un par de pesos" llevándolas a reciclar. Yo por otro lado veo una oportunidad de preservar otro pedacito de nuestro patrimonio ferroviario.

Así que si te encuentras una en tu camino te pido consideres hacer una pausa para contemplar el papel que jugaron estos viejos pedazos de acero en el desarrollo de Puerto Rico. Si vez alguna en "peligro de extinción", considera hablar con el dueño. Es posible que el/ella sepan de su relación al ferrocarril y si no, es una magnifica oportunidad para compartir el valor histórico de la pieza. Quien sabe si tu esfuerzo contribuya a evitar su desaparición. Yo se que no todo se puede preservar pero en un país en donde existe una porción de la población que menosprecia lo viejo, debemos hacer todo lo posible por rescatar lo que vale la pena salvar antes de que aquellos que no le tienen respeto a nuestro pasado te "piquen alante" y acaben con lo que queda.

Traviesa tipo Boyenval y Ponsard en los campos de Puerto Rico.
Foto capturada por el autor en julio de 2013.


0 comments:

Publicar un comentario