22 de julio de 2013

American Railroad Company of Porto Rico - Puente Blanco de Quebradillas


En Puerto Rico quedan muy pocas obras de envergadura de nuestros ferrocarriles. Esto debido en parte a que muchas de las estructuras fueron removidas tras el cierre de operaciones, en especial los puentes metálicos. Los puentes de hormigón a diferencia de los de metal no tenían materiales fáciles de recobrar así que si no representaron un estorbo al "progreso" se quedaron en su sitio. Tres puentes de hormigón sobreviven al día de hoy y uno de ellos, el llamado Puente Blanco es algo especial.

El Puente Blanco en 1983 antes de las
modificaciones para el uso vehicular.


Ya para la primera década del siglo 20 existía un puente metálico que salvaba el cañón de la quebrada Mala en Quebradillas este puente sin embargo no duro mucho. Para la segunda década del siglo este puente no solo se encontraba obsoleto sino que estaba en malas condiciones estructurales por lo que requirió ser remplazado.


Puente original sobre la quebrada Mala
(Fuente...).

El remplazo se materializo en forma de un puente de hormigón que aunque corto (150 pies), es único en nuestra isla. El Puente Blanco fue diseñado por Etienne Totti, un yaucano que ocupó el puesto de ingeniero en jefe de la American Railroad Company. Completado en 1922 con un presupuesto de $18,000.00, el puente incluye en sus especificaciones la capacidad de sostener dos locomotoras de 84 toneladas cada una. Estructuralmente, consiste de una hilera doble de diecisiete columnas, cada una entre la viga superior de hormigón y el arco principal. Dos vigas de hormigón más pequeñas conectan el arco y las columnas, dividendo horizontalmente la parte central del arco. La sección Este del arco consiste de cuatro columnas pareadas y la oeste de cinco columnas pareadas a cada lado. Otros elementos estructurales unen internamente las vigas y columnas de las hileras norte y sur.

Un aspecto singular de la construcción del Puente Blanco lo es el hecho de que fue construido sin tener que interrumpir el servicio de trenes. Este increíble labor fue posible mediante la construcción de una plataforma de hormigón que sostenía el puente existente de manera que los soportes del puente de metal se pudieran ir sustituyendo por elementos de hormigón mientras el puente continuaba en uso.

Tras concluidas las operaciones del ferrocarril de circunvalación, el Puente Blanco paso al olvido hasta que se decidió ponerlo en servicio nuevamente a finales de la década del 1980, esta vez para trafico de vehículos. Modificaciones dictadas por las dimensiones del automóvil no solo cambiaron el aspecto de este puente sino que añadieron un carga adicional que en alguna manera puede haber contribuido a acelerar el deterioro de la estructura. Finalmente, en el ano 2008, fue cerrado al tráfico vehicular debido a la condiciones de la antigua estructura.

 En el 1985, habiéndose reconocido su significado histórico, la Oficina de Preservación Histórica lo nomino para el Registro Nacional de Lugares Históricos de los Estados Unidos (National Registry of Historic Places). Nominación que aunque significativa, no ha contribuido en el sentido práctico a su preservación. El Puente Blanco hoy en día continua deteriorándose y si no fuera por los entusiastas y otros interesados en nuestra historia estaría de vuelta en el olvido. Para mi fue parada obligatoria en mi mas reciente viaje a la isla ya que una obra así merece ser visitada y admirada. Nuestra visita se la debemos nuevamente a nuestro amigo Víctor Díaz de los Amigos del Tren de Isabela quien nos sirvió de guía en un paseo por muchos puntos de interés de nuestra historia ferroviaria. Visitas que encontraras mencionadas en otros artículos de mi blog.

El puente en su estado original (1942).


El puente ya abandonado pero antes de las modificaciones para el tráfico vehicular (1983).
Foto por Victor López Peyes.
El puente en la década de 1940.
Refugio para peatones (ca1941).

Vías sobre el puente Blanco en la década de 1940.


El detalle presente en el diseño original de las
columnas parece haberse perdido con la
remodelación (foto del 2013)
.

Cambios en apariencia y deterioro de las
columnas entre 1942 y 2014.
Compara la que capturé en el año 2013
con la de 1983 y notaras el deterioro acumulado
durante los pasados 30 años.
Las modificaciones al diseño original son
evidentes en esta comparación que
he preparado.
El lado Oeste es en mi opinion el area
mejor preservada del puente.

Superficie de rodaje en mi visita en el 2013.




Articulo en la revista Engineering News Record
Vol. 89, no. 23. Diciembre de 1922.






 Así que si no lo has visto, te invito. Date la vuelta por Quebradillas y detente un ratito a admirar esta magnifica obra de ingeniería puertorriqueña. Además te exhorto a que compartas la historia con otros ya que la única manera de salvar un sitio así es traerlo de vuelta a nuestra conciencia colectiva. Sino, volverá a caer en el olvido y quien sabe si hasta desaparezca sin que nos demos cuenta.




Puente Numero 1112; Puente Blanco - Fuente: Los Puentes Historicos de Puerto Rico
Ubicado en: Bo. Terranova, Quebradillas
Salva a: Quebrada La Mala
Terminado en: 1922
Tipo: Arco de medio punto de costillar, un tramo
Longitud: 36.0 metros
Diseñado por: Etienne Totti
Costo: $18,000 USD













4 comments:

Jocelyn Albino dijo...

Histórico Puente Blanco
Histórico y hermoso puente,
ubicado en el pueblo de Quebradillas.
Yaces abandonado a tu suerte,
todo tu deterioro es una pesadilla.
Recuerdo que en mi niñez
por allí el tren pasaba
y a diferentes lugares
la caña siempre llevaba.
Antes de hormigón, fue construido en metal.
Pasados los años, lo tuvieron que tumbar.
Una nueva arquitectura tuvieron que formar,
y por eso, hoy en día, lo podemos admirar.
Impresionante estructura histórica
que no podemos ni debemos olvidar.
Es éste el Histórico Puente,
Obligado... Lo tenemos que salvar.

H Ruiz dijo...

Hermoso. Gracias Jocelyn.

TheMArTy1979 dijo...

Excelente artículo Héctor. Gracias.

Guillermo Pratts dijo...

Y n l sabia graciaGracia por aclarar mi mente ácido ciento d beses y ñoño sabia gracia

Publicar un comentario