4 de marzo de 2017

Renacimiento de la industria azucarera en Puerto Rico: 1780-1823

El cultivo de la caña en Puerto Rico se remonta al 1523 cuando se fundó nuestra primera hacienda, llamada San Juan de las Palmas, en la costa oeste de la isla. Durante el siglo 16 llegó a haber 11 haciendas en la isla pero para el siglo 17 muchas habían desaparecido. La producción azucarera en este período se limitó a guarapo y melao para uso local especialmente para la producción de aguardiente. El desarrollo de la tecnología y el proceso de extracción del azúcar durante ese primer período lo puedes encontrar en la primera parte de esta serie 1.

A finales del siglo 18 Puerto Rico experimenta un renacimiento en la industria azucarera motivada por las compras del recién independizado Estados Unidos y ante la crisis de Haití, el principal exportador de la época. En este segundo articulo de la serie compartimos un resumen de la evolución tecnológica de este período.

1780-1812:  Mejora la tecnología, baja la calidad

La fabricación de azúcar renació en Puerto Rico a partir del 1780, cuando surgió un aumento en el precio mundial por la escasez de azúcar como consecuencia de problemas políticos y sociales en sus principales productores. Algunos comercios locales y de Santo Tomás concedían préstamos para establecer haciendas en Puerto Rico. Como casi no quedaban en la isla personas que conocieran bien la fabricación del azúcar y tuviera la confianza de esos comerciantes, casi todos los que fundaron haciendas entonces fueron extranjeros, desde españoles hasta irlandeses.

Durante el siglo 19 se fue dejando de fabricar azúcar blanca en panes para producir el azúcar llamado mascabado o moscabado, el cual era inferior en calidad, precio y apariencia a la masa de granos oscuros de la punta del "pan". Este tenía el costo mínimo que preferían pagar las refinerías azucareras de Estados Unidos.


*Presiona las letras sobre el dibujo para mas detalles sobre el proceso.
Punto 1 Punto 2 Punto 3 Punto 4 Punto 5